Bueno para empezar les voy a contar un poquito acerca de cómo planeaba mi parto, fui de las lindas mamitas que pidió recorrido por la clínica para saber ¿Cómo era?, ¿dónde era? todo porque no tenía la más remota idea de que era estar en una clínica, no sé si ustedes se han visto ¿Qué esperar cuando se está esperando? Pero mi ideal era llegar a la clínica como la esposa Ramsey Cooper; tranquila, contracciones controladas, con mi balón de fit ball, tenía en mente mi foto para registrar ese mágico momento de cuando recibiera a Emiliano, jajajaja pero ¿adivinen qué? nada de eso paso.

 

Para mediados del 6to mes empecé a sentir contracciones y pues eso no era normal, en una ida al control con mi ginecólogo, estando en la sala de espera paso una enfermera tomando la tensión a los pacientes que se encontraban allí y como yo no tenía más que hacer pues deje que me tomaran la tensión, así como cuando uno quiere hacer algo mientras espera; y ¡oh sorpresa! Cuando la enfermera me dice: “¿Sufre de la tensión?” una pregunta con respuesta negativa y admiración, pues venia feliz disfrutando desde el 3er mes de embarazo mi hermosa cintura, mis ojos brillantes y mi liso cabello, desde ese momento supe que fijo, me iba a tener que cuidar en exceso por el embarazo.

 

Al entrar en la consulta la enfermera ya había informado del resultado de la tensión a mi gineco y a eso súmenle que le dije a él que sentía como calambres en la cintura alias “contracciones” eso encendio de una los bombillitos de alarma tanto en el Doc como en nosotros, así que desde ese mes tuve que iniciar a controlarme la tensión 3 veces al día, de una él me hizo maduración pulmonar porque él me decía, ese bebé quiere salir ya. Debo confesar que así el dijera todo lo que decía y le pusiera todo el requeñeque y el cuidado y etc. Yo sabía que estaba bien que debía cuidarme y ya cero estrés, pero la sorpresa fue cuando en uno de los Doppler que me hacían semanales para controlar el crecimiento del bebé el especialista me recomendó enviarle inmediatamente los resultados a mi ginecólogo, pues recuerdo muy bien cuando él dijo: “en este momento el bebé está más seguro afuera, que adentro” y así decidió mi Gineco mandarme de una a la clínica a hacerme unos exámenes para estar seguros, lejos de imaginarme que ese día a las 7 pm ese pedacito estaría con nosotros.

 

Y así fue la verdad no puedo decirles recuerdo claramente cuando me canalizaron, las enfermeras etc, no realmente tengo diversos flashbacks de esos días, a causa de preclamsia mi bebé tuvo que nacer prematuramente y no recuerdo bien cual de esos días tuve que permanecer dormida a oscuras, sin visitas, pues una noche después del nacimiento de Emiliano me estaba dando un paro cardiaco, a lo que todos denominaron le dio eclampsia, sé que se preguntaran muchas cosas y me encantaría tenerles respuesta, pero es muy poco lo que recuerdo de esos días la verdad. Fueron 4 días que si me preguntan no los recuerdo muy bien, pero puedo decirles que no se me olvida que al cuarto día en la noche como a las 10 pm la tensión no me bajaba y mi gineco ordeno que me dejaran ir a ver a mi bebé, pues desde el día del nacimiento no lo había visto lo tuve unos segundos en mi pecho y de allí se fue en su incubadora y hasta esa noche lo pude alzar, no sé si ustedes fueron de las que lloraron cuando lo tuvieron en brazos, pero yo mis queridas amigas llore como una magdalena, recuerdo esa sensación de felicidad absoluta que nadie podía arrebatarme, sentí como esa media hora se congelo para siempre y aún me produce nostalgia recordarla; porque sentía miedo, porque no sabía que seguía, porque no estaba preparada para ser mamá y menos de un bebé prematuro, es más nunca había estado cerca de un bebé prematuro, pero la naturaleza es sabía, y ellos no vienen con instrucciones, pero traen algo que hace que ese chip se active y uno empieza con cierta torpeza e incertidumbre a conocerse con su bebé y a reconocer las cosas que le gustan, las que no a formar ese lazo de madre e hijo.

 

 

Les comparto un pedacito de mi historia por si están pasando por ese nacimiento prematuro o a término y sienten ese miedo, tranquilas todo tiende a estar cada día mejor, aprovechen a sus bebés desde ahora, porque crecen rápido y los momentos compartidos no se repiten.

 

cropped-cropped-cropped-fondoblanco_1_original.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: